Noticias

Siembra durante la pandemia

Como ha ocurrido con muchas otras cosas más, la pandemia nos obligó a posponer una gran jornada de siembra en Pesca (Boyacá). Pero seguimos sembrando en los espacios que aún nos quedan en Tenjo (Cundinamarca): hoy sembramos 17 arbolocos, 3 cucharos, 1 sangregado y 1 cerezo.

¿Por qué estas especies?

El arboloco es el preferido del picogrueso, la pava andina, la tángara roja y muchas otras aves. Y también de él se alimentan las abejas.

El cucharo es un árbol asombroso: crece em medio de bosques de invasoras, en condiciones en las que ninguna otra especie crece. Lo hemos visto colonizando bosques que pinos y de acacias y abriendo espacio para otras especies como el tuno. Se demora en crecer, pero parece que nada puede con él, ni siquiera las heladas. Y otras especies se animan a prosperar cuando un cucharo decide crecer a su lado.

La cereza es también una gran favorita de las aves. Pero nadie disfruta más sus frutos y aprovecha mejor su altura que las Pavas andinas. En ellas hemos visto crecer familias y hemos visto pavas pequeñas lanzándose desde esos cerezos y arriesgándose en sus primeros vuelos.

Y el sangregado, otra maravilla. Alli descubrimos por primer vez la tángara cabeciazul, pero también es el patio de recreo de los periquitos de anteojos. Y su fruto es muy apreciado por la zarigueya, que tiene una bodega llena de cáscaras del fruto del sangregado en un cerezo viejo y ya hueco.

Minga Agroecológica

Pensamos en el futuro…

En Octubre esperamos tener todo lo necesario para una siembra en San Lorenzo y haremos un convite con pobladores de la región.

Si tiene algún conocimiento en agroecología, lo invitamos a compartir ese conocimiento y hacer parte de esta maravillosa minga

La intención de este blog es recoger nuestras experiencias en restauración como una pequeña Reserva Natural de la Sociedad Civil. Y el término “pequeño” es esencial porque después de varios años buscando información sobre el tema y asistiendo a eventos académicos, nos encontramos con que el término Restauración parece estar vedado para terrenos de 10 Hectáreas o menos. Aunque el discurso desde la academia señala la urgencia de tomar medidas para enfrentar el cambio climático, ese discurso se orienta a las grandes industrias y empresas y mira con desdén los esfuerzos de pequeñas comunidades.

Pero este no es el tema de este blog.Queremos recoger lo aprendido, a través de múltiples lecturas y con el entrenamiento en eventos académicos, y dejar constancia de nuestro ejercicio.

Por dónde empezar?

Nuestro inicio fue como el de otros: decidimos dedicar un terreno para la siembra de árboles. Erróneamente, sin embargo, buscamos la asesoría de la Umata y la Car y recibimos en donación pino pátula. Algunos años después empezamos a dudar de lo acertado de dicha acción y optamos por limpiar la acícula acumulada y empezamos a retirar gradualmente esos pinos. Con sorpresa empezamos a encontrar hierbas, bejucos y arbustos que habían desaparecido de la zona por el continuo pastoreo y siembra. Y la emoción que ello nos generó nos impulsó a empezar una trabajo más serio.

Cómo continuar?

Sembrando especies nativas.Pero eso implicaba identificar aquéllas especies que no eran nativas. Con el tiempo aprendimos que esas especies no nativas, pueden convertirse en especies invasoras cuando las condiciones climáticas cambian. Y por eso creemos que este debe ser el primer paso en cualquier ejercicio desde la Sociedad Civil: verificar si la especie que vamos a sembrar está clasificada como invasora o si hay el riesgo de que se convierta en invasora. No podemos ser responsables de la dispersión de este tipo de especies pues su control y eliminación suele ser muy costoso en términos de tiempo y de dinero. El Acueducto de Bogotá, aún no sabe qué hacer con el retamo espinoso y liso que sembró hace muchos años y que ha invadido una gran cantidad de terrenos.

En el siguiente post resumiremos información que hemos ido encontrando en nuestra búsqueda sobre plantas invasoras.

Mi Otra Huella

Nuestra reciente vinculación con el programa Mi otra Huella de Resnatur empieza ya a tener impacto: cedros nogales y laureles de cera han sido adoptados

El pasado 13 de agosto nos reunimos con directivos y docentes de la Institución Educativa Indalecio Vásquez para coordinar planes de colaboración que promuevan la participación de la comunidad en proyectos de conservación y restauración en la zona. Conocimos en esta reunión de trabajos previos hechos por los docentes, que incluyen entre otros:

  • Jornadas anuales de reforestación. Este año la siembra se hizo en zona de páramo de Pesca
  • Construcción de ladrillos ecológicos
  • Concurso para la creación de maqueta en la que serán usados los ladrillos ecológicos
  • Recolección de información sobre usos de plantas nativas en la generación de tintes naturales para telas